05/03/2021

Dropshipping: ¿Qué es y cómo facilita la logística en una tienda online?

El Dropshipping (también denominado envío directo u operación con terceros) es una variante del comercio electrónico en donde una tienda no mantiene los productos que vende en inventario. En su lugar, cuando se vende un producto, se compra la mercancía de una tercera persona y luego se envía de manera directa al cliente. Esto significa que el comerciante nunca ve o manipula el producto. 

 En este contexto, la logística tradicional del comercio electrónico cambia por completo, ya que en con el Dropshipping, la tienda online solamente se encarga de gestionar las ordenes de los clientes, la facturación y la base de datos. La empresa mayorista es quién mantendrá el inventario, empaques, calidad de los productos y de gestionar el envío a los clientes de la compañía online.

Cómo funciona el envío directo

El envío directo se ha convertido en una estrategia comercial que minimiza el costo de almacenamiento, transporte e inventario para los comerciantes. Cuando un cliente realiza un pedido, el comerciante los reenvía a su proveedor y compra únicamente los artículos cuando ha concretado una venta en línea. Luego, su proveedor se encargará de toda la logística de envío.

Los proveedores de envío directo suelen ser fabricantes o mayoristas, y debido a que son los que almacenan y envían los productos a los clientes, el comerciante no estará relacionado al inventario en absoluto. Lo que permite la posibilidad de probar el potencial de ventas de un producto en particular en el mercado.

El uso de este modelo ha tomado mayor relevancia en los últimos años debido a las ventajas que ofrece: 

  • Ventas concretas. Esta dinámica es ideal para comenzar la administración de un negocio de comercio electrónico cuando no se cuenta con el capital para pagar el inventario. A medida del crecimiento de las ventas el comerciante podrá adquirir los activos para tener un almacén propio.
  • Gastos menores. Más allá de ahorrar dinero en gastos generales, es posible ofrecer una gama más amplia de productos, ya que no estarán ocupando espacio en el almacén. El proveedor empacará los artículos vendidos y los enviará al nombre del comerciante, además, también gestionará las devoluciones.
  • Diversificación de gama de productos. Agregar nuevos productos a las tiendas online y probarlos con la audiencia es más fácil en los envíos directos.

Para asegurar que el negocio nunca sea interrumpido por un proveedor, se pueden firmar contratos con más de un proveedor. Esto ofrecerá una variedad mayor de productos en las tiendas y podría ayudar a mantener el control de calidad.

  • Comercialización de la marca. Este tipo negocio es más accesible para escalar a otros modelos de comercio electrónico. Al no estar involucrado en temas logísticos como el envío o almacén, permite centrarse en la relación con el cliente. Esto a su vez, facilita recopilar y analizar datos.

Desarrollar una estrategia para optimizar los tiempos de entrega genera clientes satisfechos. El envío directo permite ser un modelo de negocio en línea eficaz para todo comerciante, sin embargo, hay algunas cuestiones a considerar antes de comenzar:

  • Evaluar cuidadosamente a cada proveedor. Independientemente de la cantidad de proveedores con los que se planea trabajar, se debe evaluar a cada uno de ellos antes de firmar contratos. Para ello, es aconsejable realizar pedidos de prueba para comprobar todo el proceso que estarán viviendo los clientes, en especial, la calidad del producto, si el empaque es óptimo, el tiempo de envío y entrega, así como las políticas de devolución. 
  • Trabajar con fabricantes y distribuidores. Al trabajar directamente con fabricantes se evita tener intermediarios y al mismo tiempo, aumenta los márgenes de beneficio para la empresa. En caso de trabajar con distribuidores se debe averiguar qué precios al por mayor se estará dispuesto a ofrecer al comerciante, acordar cómo enviarán los productos, el proceso de facturación y cómo responderán a las devoluciones de productos.
  • Elegir una plataforma de comercio electrónico.  El dropshipping implica cerrar la venta, por lo que se necesita crear un comercio electrónico con pasarela de pago para cobrar a los clientes. Es fundamental que la plataforma esté optimizada para posicionar a la tienda online en los principales buscadores.

El cliente de un negocio de dropshipping generalmente no conoce la existencia del proveedor, por lo que cualquier problema del producto recaerá sobre el comerciante. Implementar un sistema de retroalimentación permitirá conocer el nivel de satisfacción de los clientes para mejorar el servicio.

Cada 2 semanas, nuestra newsletter eCommerce

Al enviar este formulario, acepto que PrestaShop S.A utilice los datos que he facilitado para el envío de boletines y ofertas promocionales. Puedes cancelar la suscripción en cualquier momento por medio del enlace que figura en los correos promocionales que recibes. Obtén más información sobre la gestión de tus datos y derechos.

Artículos que pueden interesarte